Predicado en el culto vespertino del 14 de enero del 2018 en la Iglesia Bautista Cristiana

Advertisements